jueves, 25 de febrero de 2010

Un mandil y una ventana


¿Os habéis fijado?


Gracias a Simone, editora del blog Beach Vintage, he descubierto aquí un nuevo uso para los mandiles que ya no quieras emplear en las labores culinarias, bueno o en las tan agradables tareas del hogar.

9 comentarios:

Inma dijo...

Si es que le podemos buscar utilidad a lo que sea si ponemos empeño.
Un besazo enorme y que tengas buen día.
Inma.

Cristina SD dijo...

Pues a mi no me gusta Ana. ¿No parece que has tendido la ropa para que se seque?

lesfifoles dijo...

Ola Ana!

These aprons put Joy in your room! A bientôt. Anne

Sonia dijo...

¡muy original!
a mi me gusta porque es diferente y es la primera vez que lo veo...
besitos

Australia dijo...

Muy divertido... tiene su toque original.
Hoy es de estos días negros (porque el cielo tiene ese aspecto de diluvio universal) en los que me niego a deprimirme (dichoso tiempecito). Ana todos los días nos enseñas algo, hoy he aprendido de tí que la creatividad no tiene límites.
Un besote, y a ver si sale el sol... y esta tarde a preparar galletas con los niños. ¡Qué se le va a hacer!

Romi dijo...

No, no me gusta, me recuerda a cocinar, y eso me deprime je je.
Besitos!

Con encanto - Ana dijo...

Asi me gusta, que seais sinceras. Hombre, yo tampoco pondría mandiles en una ventana antes pondría unos paños de cocina, por ejemplo... aunque igual por crear un poco de polémica con el vecindario... nunca se sabe. Pero bueno, no deja de ser, como dicen Sonia y Mayte, original y creativo.

Cecilia F. dijo...

desde luego es super original.....unas cortinas totalmente distintas de las que vemos,gracias por compartirlo,saludos

Tracy dijo...

¡Qué buena idea!