sábado, 24 de mayo de 2014

Antes y después de un galán


Hace casi un mes que mi amiga Natalia de Mamaqueta y yo decidimos que podíamos enseñar las cosas que hacemos, y así llegar a más gente, en un mercadillo que se celebra en la ciudad: El Mezcladillo.
 
Pensando en la forma de exponer mis cosas se me ocurrió que podía utilizar este galán que compré en Ikea hace tiempo, el modelo Mulig.
 
Lo compré y no le di uso así que creo que se merecía una segunda oportunidad.



Como veis es muy básico, metal blanco y lineas sencillas. Pensé que si lo iba a llevar al mercadillo no le vendría mal un cambio de imagen para resultar más atractivo.
 
 

Decidí darle color a base de tiras de tela, cintas y cinta baker twine. No tiene mucho misterio, enrollar, enrollar y enrollar... Desespertarte un poquito cuando llegas a las uniones de unas piezas con otras del galán ... y rezar para que nadie lo mire muy de cerca porque tiene sus imperfecciones.




Para la parte alta decidí hacer una especie de funda porque tengo en mente colgar algún bolso a modo de bandolera y creo que así no se resbalará.


 
Un pequeño detalle en forma de pajarita  para darle un toque más femenino.
 
 
Yo creo que ha merecido la pena el cambio y que me va a dar algo de juego para exponer algunas cositas.
 
¿Qué os parece? Espero que me deis el aprobado...
 
Se me olvidaba deciros que estaremos en El Mezcladillo en estas fechas:
 
Domingo 1 de Junio - Sala Oasis (Gijón) - De 12 a 21:00
Sábado 7 de Junio - Centro Comercial Los Fresnos (Gijón) - De 11:00 a 21:00
 
Fotos: Con encanto

2 comentarios:

amorporlovintage dijo...

me encanta el resultado y yo no le veo las imperfecciones , ha quedado genial super femenino , un beso

nimbus nim dijo...

Pero si es una monada, me encanta el resultado, sobresaliente!
besos,